They carry their torch wherever they go and illuminate the way forward.

SaLuSa 18-February-2011



Followers

Google+ Followers

Sunday, October 21, 2012

Español. El Arcángel Miguel: La Declaración de la Libertad Humana. 8 Oct 2012.

El Arcángel Miguel: La Declaración de la Libertad Humana 

NOTA IMPORTANTE: Durante más de un año he guardado el secreto del autor de este documento. Creo que revelé el nombre del autor en una ocasión, pero el verdadero autor -- el Arcángel Miguel -- y yo acordamos en ese tiempo que llegaría el momento apropiado en que yo revelaría públicamente quién lo escribió. Pero en esos momentos era mejor que dijera que yo lo había escrito. Si acaso, soy el autor solamente de los errores involucrados cada vez que mi ego se interpuso en el camino. Tuve que regresar y sacar mis errores porque sabía que se habían interpuesto. El Arcángel Miguel lo escribió en apoyo del Día de la Libertad Mundial, el cual se celebró el 6 de marzo del 2011. Así que lo he vuelto a publicar con el nombre del verdadero autor, y estoy contento de poder aclarar el asunto. 

La Declaración de la Libertad Humana
  por el Arcángel Miguel, 19 de febrero del 2011 

Cada ser en un Ser Divino y eterno viviendo en un cuerpo temporal. Cada ser estaba vivo antes del nacimiento y vivirá después de la muerte. 

Cada ser entra a la vida física con el propósito de experimentar y educarse, para que pueda en el transcurso de muchas vidas aprender su verdadera identidad como un fragmento de la Divinidad. 

La vida en sí misma es un proceso constante de evolución y despliegue basado en el libre albedrío, el cual continúa hasta tal tiemppo en que nos demos cuenta de nuestra verdadera naturaleza y regresemos a la Divinidad de la cual provenimos. 

Ningún ser entra a la vida para servir a otro -- a menos que sea por elección propia -- sino para servir su propio propósito y el de la Divinidad de la cual provino. 

Toda vida está gobernada por leyes naturales y universales que preceden a, y sobrepasan las leyes de la humanidad. Estas leyes - tales como la Ley del Karma, la Ley de la Atracción, y la Ley del Libre Albedrío - son decretadas por Dios para ordenar la existencia y asistir a cada persona a lograr el propósito de la vida. 

Ningún gobierno puede ni debe sobrevivir si deriva su existencia a partir de la obligada sumisión de su gente, o si les niega sus derechos y libertades básicas. 

La vida es un movimiento de una existencia a otra en diversos lugares por todo el universo, y en otros universos y dimensiones de existencia. Nosotros no estamos solos en el universo sino que lo compartimos con otras civilizaciones, la mayoría de las cuales son amantes de la paz, muchas de las cuales son mucho más avanzadas que nosotros, y algunas de las cuales pueden ser vistas a simple vista y otras no. 

La evidencia de nuestros cinco sentidos no es el árbitro final de la existencia. Los humanos son entidades tanto físicas como espirituales, y el lado espiritual trasciende lo físico. Dios es un Espíritu y el criterio final de la Verdad de Dios no es lo físico sino lo espiritual. La Verdad se encuentra en el interior. 

Dios es Uno, y debido a esto los seres son Uno. Ellos forman una Unidad. Están destinados a vivir en paz y armonía juntos, en una "unidad común" o "comunidad". El uso de la fuerza para resolver asuntos es contrario a la ley natural. Cada persona tiene el derecho de conducir sus propios asuntos sin ser obligados, siempre y cuando sus elecciones no causen perjuicios a otros. 

Ninguna persona será forzada a contraer matrimonio contra su voluntad. Ninguna mujer será forzada a tener o no hijos contra su voluntad. Ninguna persona será forzada a sostener opiniones o no, o a adorar de alguna manera que sea contraria a sus elecciones. Nada que sea vital a la existencia será retenida de otro si está dentro del poder de la comunidad de proporcionarlo. 

Cada persona retendrá la habilidad para pensar, hablar y actuar según elija, siempre y cuando no causen perjuicios a otros. Cada persona tiene el derecho de elegir, estudiar y practicar la educación y carrera de su elección sin interferencias, siempre y cuando no causen perjuicios a otro. 

Nadie tiene el derecho de matar a otro. Nadie tiene el derecho de robar a otro. Nadie tiene el derecho de imponerse a sí mismo sobre otro de ninguna manera. 

Cualquier gobierno que cause perjuicios a sus ciudadanos, los prive de su propiedad o sus derechos sin su consentimiento, o conduzca una guerra ofensiva contra sus vecinos, sin importar cómo tergiverse o falsee la situación, perderá su legitimidad. Ningún gobierno podrá gobernar sin el consentimiento de su gente. Todos los gobiernos tienen la labor de velar por el bienestar de sus ciudadanos. Cualquier gobierno que obligue a sus ciudadanos a velar por su propio bienestar [del gobierno] sin atender al de ellos pierde su legitimidad. 

Los hombres y mujeres han de vivir vidas que los satisfagan, sin carencias, dondequiera que deseen y bajo las circunstancias que deseen, siempre y cuando sus elecciones no causen perjuicios a otros y sean humanamente asequibles. 

Los niños han de vivir vidas bajo la benévola protección de todos, sin ser explotados, y con acceso sin trabas a las necesidades de la vida, la educación y el cuidado de la salud. 

Toda forma de explotación, opresión, y persecución van contra la ley universal y natural. Todo desacuerdo debe ser resuelto amigablemente. 

Cualquier ley humana que vaya contra la ley universal y natural es inválida y no debe sobrevivir. La promulgación de y el hacer cumplir leyes humanas que vayan contra la ley universal y natural trae consigo consecuencias que no pueden evadirse, ya sea en esta vida u en otra. Aunque uno pudiera escapar la justicia temporal, uno no escapa la justicia Divina. 

Todo resultado es para la mayor gloria de Dios y nos volvemos hacia El para la satisfacción de nuestras necesidades y para el Amor, la paz, y la sabiduría. Que así sea. Aum/Amén.






No comments:

Post a Comment

The Declaration of Human Freedom

The Declaration of Human Freedom

http://stevebeckow.com/wp-content/uploads/2011/02/Earth1.jpg


Every being is a divine and eternal soul living in a temporal body. Every being was alive before birth and will live after death.

Every soul enters into physical life for the purpose of experience and education, that it may, in the course of many lifetimes, learn its true identity as a fragment of the Divine.

Life itself is a constant process of spiritual evolution and unfoldment, based on free choice, that continues until such time as we realize our true nature and return to the Divine from which we came.

No soul enters life to serve another, except by choice, but to serve its own purpose and that of the Divine from which it came.

All life is governed by natural and universal laws which precede and outweigh the laws of humanity. These laws, such as the law of karma, the law of attraction, and the law of free will, are decreed by God to order existence and assist each person to achieve life’s purpose.

No government can or should survive that derives its existence from the enforced submission of its people or that denies its people their basic rights and freedoms.

Life is a movement from one existence to another, in varied venues throughout the universe and in other universes and dimensions of existence. We are not alone in the universe but share it with other civilizations, most of them peace-loving, many of whom are more advanced than we are, some of whom can be seen with our eyes and some of whom cannot.

The evidence of our five senses is not the final arbiter of existence. Humans are spiritual as well as physical entities and the spiritual side of life transcends the physical. God is a Spirit and the final touchstone of God’s Truth is not physical but spiritual. The Truth is to be found inward.

God is one and, because of this, souls are one. They form a unity. They are meant to live in peace and harmony together in a “common unity” or community. The use of force to settle affairs runs contrary to natural law. Every person should have the right to conduct his or her own affairs without force, as long as his or her choices do not harm another.

No person shall be forced into marriage against his or her will. No woman shall be forced to bear or not bear children, against her will. No person shall be forced to hold or not hold views or worship in a manner contrary to his or her choice. Nothing vital to existence shall be withheld from another if it is within the community’s power to give.

Every person shall retain the ability to think, speak, and act as they choose, as long as they not harm another. Every person has the right to choose, study and practice the education and career of their choice without interference, provided they not harm another.

No one has the right to kill another. No one has the right to steal from another. No one has the right to force himself or herself upon another in any way.

Any government that harms its citizens, deprives them of their property or rights without their consent, or makes offensive war upon its neighbors, no matter how it misrepresents the situation, has lost its legitimacy. No government may govern without the consent of its people. All governments are tasked with seeing to the wellbeing of their citizens. Any government which forces its citizens to see to its own wellbeing without attending to theirs has lost its legitimacy.

Men and women are meant to live fulfilling lives, free of want, wherever they wish and under the conditions they desire, providing their choices do not harm another and are humanly attainable.

Children are meant to live lives under the beneficent protection of all, free of exploitation, with unhindered access to the necessities of life, education, and health care.

All forms of exploitation, oppression, and persecution run counter to universal and natural law. All disagreements are meant to be resolved amicably.

Any human law that runs counter to natural and universal law is invalid and should not survive. The enactment or enforcement of human law that runs counter to natural and universal law brings consequences that cannot be escaped, in this life or another. While one may escape temporal justice, one does not escape divine justice.

All outcomes are to the greater glory of God and to God do we look for the fulfillment of our needs and for love, peace, and wisdom. So let it be. Aum/Amen.

http://stevebeckow.com/worldwide-march-millions/declaration-human-freedom/.


WikiLeaks
Help us fight the extrajudicial US banking embargo: have you contributed to WikiLeaks this month?

Don’t Abandon Julian Assange Now

Messages of Love and Light

Messages of Love and Light
Index

Galactic Family and Keshe

Click the button CC to choose your language subtitles

JAIL THE BANKERS

The 2012 Scenario

FEBRUARY 7, 2013 - 7:00PM EST

FEBRUARY 7, 2013 - 7:00PM EST
T O R O N T O

Profile for Fran Zepeda

オバマが国際刑事裁判所に再加入・・・米国はもはやならず者国家ではない 2012年5月3日

オバマが国際刑事裁判所に再加入・・・米国はもはやならず者国家ではない 2012年5月3日
Japanese

Qu’est ce qu’être humain? par Steve Beckow